"SI REALMENTE QUIERES HACER ALGO, ENCONTRARÁS UNA MANERA DE LOGRARLO, SI NO, ENCONTRARÁS UNA EXCUSA."

▶ ¿Qué es un hosting? explicación completa

✅ ¿Qué es un hosting?

Web and mobile application development | Premiere Web ...

El hosting es el servicio que permite que un sitio web o dominio permanezca en internet.

Por ejemplo, si quieres construir una finca o una casa debes comprar el terreno, de esta manera tu casa puede mantenerse, de lo contrario no podría haber una vivienda.

Cuando una constructora va a hacer un proyecto de edificios nuevos, debe comprar el lote o terreno para poder construir sobre él.

Es decir que, el lugar en el que vives fue construido sobre un terreno y se paga para que vivas en él.

Lo realmente importante para entender todo acerca de un hosting es saber que es el medio necesario para que el sitio web se hospede en un lugar y, así pueda guardar cualquier tipo de información que tenga tu vivienda virtual.

Es decir, en una casa podrías guardar camas, alimentos, bicicletas, ropa, etc., y en un hosting puedes guardar sistemas, archivos, aplicaciones, base de datos, entre muchas cosas más.

¿Cómo funciona un hosting?

Un hosting permite guardar la información de tu sitio, la cual puedes ver cada vez que quieras o lo necesites, como una USB: almacenas, guardas o alojas información. ¿Qué información? cualquier tipo de archivo.

Así como la información de una USB se ve cuando se conecta, la información de un hosting se ve cuando un usuario entra a tu sitio web, y en tan sólo unos segundos.

Claro, tu puedes escoger qué mostrar y qué no mostrar, es como tu casa al fin y al cabo.

¿Qué tipos de hosting hay?

  • Hosting compartido

El servidor es compartido, se alojan varios sitios web en un mismo servidor, por tanto es económico.

En este tipo de hosting los sitios web comparten un mismo servidor, el procesador, banda ancha, dirección IP. Éste es el más fácil de instalar y manejar.

Sin embargo, si hay un problema con alguno de los sitios alojados, puede afectar al resto por compartir todos la misma disponibilidad, velocidad y recursos.

Este servicio es recomendado para pequeños proyectos que no necesitan de mucho espacio de almacenamiento de información.

Por ejemplo, en un lugar en el que viven 6 personas, alguna tiene un problema con la ducha y no sirve, esto causa que los demás tampoco puedan bañarse.

O, alguien que paga por tomar un transporte público, a pesar de que paga por el servicio no se le garantiza que consiga una silla en el bus.

  • Hosting privado virtual 

Es almacenamiento web que trabaja de manera independiente.

¿Cómo? A pesar de manejar el mismo servidor, éste se fracciona para que cada proyecto tenga su propio sistema operativo y no comparta recursos con otros.

Por tanto, el rendimiento de los sitios web no se ve afectado.

Es una alternativa más económica al hosting dedicado, puesto que el dedicado requiere de un mantenimiento financiero elevado. Aunque es un hosting compartido no daña o afecta al resto.

Por ejemplo, no es lo mismo vivir en una residencia en la que todos comparten cocina, baño y sala, a vivir en un lugar en el que alquilan sitios pequeños pero con baños, cocina y sala propios. Si alguien daña su ducha, no tiene por qué dañarse la tuya.

  • Cloud Hosting

Este tipo de hosting es como vivir en un vecindario que aunque su alrededor pueda ser malo o tengas malos vecinos, no afecta tu vivienda.

Aquí los proyectos están interconectados en la nube, es decir que la información no se vería afectada porque no tiene un solo servidor.

Los cloud hosting son compartidos y virtuales. Son eficientes y se adaptan a las necesidades de un proyecto en tiempo real.

Tiene mejor disponibilidad y gran capacidad de adaptación y seguridad.

Los precios de este hosting son más altos y, para su administración se requiere un poco más de conocimiento.

  • Hosting dedicado

Este almacenamiento es único y exclusivo, es decir, no se comparte nada, ni servidor, ni recursos, ni procesador, etc. El servidor es solo para el dueño y no se comparte con otros proyectos.

Son utilizados en su mayoría por empresas que buscan garantizar la velocidad, la seguridad y la calidad del servicio.

El acceso al hardware y al software del servidor es completo, por tanto se adapta fácilmente a las necesidades específicas de cada usuario.

Permite que el sitio web pueda funcionar de manera óptima y el rendimiento no se ve afectado por la cantidad de usuario.

Éste hosting es como tener acceso a Disney para ti solo, disfrutas de las atracciones con las personas que escojas. Pero claro, ir así frecuentemente costaría mucho.

Por ello el hosting dedicado es muy costoso y difícil de administrar y mantener.

¿Existen hosting gratuitos?

Sí, existen. Sin embargo sirven, más que todo, para aprender y experimentar con un alojamiento web real. No podrías tener una casa de verdad si mantienes viendo una tras otra día a día.

Si en realidad quieres independizarte y tener una vivienda necesitas pagar una renta o comprar una casa, ¿verdad?

Lo mismo sucede con los hosting gratuitos, sirven para que pruebes y experimentes, pero no para tener un proyecto profesional o real, ya que cuenta con funciones limitadas.

Esa es la famosa “pruebita”, te dejan ver mucho pero no tocar nada.

Si tu proyecto es real, profesional o empresarial, lo que te recomendamos es que pagues por un hosting, así empezarás ofreciendo un lugar de calidad.

En la web podrás encontrar muchos, la mayoría están en inglés, sin embargo puedes probarlos:

  • Lucushost
  • 000webhost
  • Award Space
  • DinaHosting
  • Freehosting

¿Cuál es la diferencia entre hosting y dominio?

Volvamos a la metáfora de un terreno y la construcción de la casa. El terreno que se alquila es el hosting, y la dirección de tu casa es el dominio.

Entonces, el hosting permite que tus visitantes se sientan bien y tengan lo que piden de tu casa. Es decir, el hosting les transferirá el contenido que solicitan de tu sitio o dirección web.

Ambos se alquilan, es decir, deben pagarse ya bien sea, anualmente o mensualmente. Todo depende del plan que pagues o estés dispuesto a pagar para el alquiler de cada uno.

Déjanos ponerte un ejemplo más claro. El hosting es como la casa que estás rentando. En ella están todas tus cosas: sala, comedor, televisor, álbumes de fotos, ropa, zapatos, etc. (que son los archivos e información almacenados).

Si bien la casa nadie la encontraría sin dirección, la dirección no serviría si no hay casa. Ambos necesitan uno del otro.